Sostenibilidad, profesionalidad y experiencia. El secreto de las mejores empresas

12 mayo, 2020
Sostenibilidad, profesionalidad y experiencia. El secreto de las mejores empresas

El FSC y el PEFC son dos tipos de certificaciones que se conceden a las empresas que trabajan con productos provenientes de los bosques, a fin de asegurar la sostenibilidad en todos los procesos. Desde la extracción de la madera hasta la llegada al consumidor final. La principal diferencia entre ambas certificacione es que el FSC es promovido por Greenpeace y World Wide Fund for Nature (WWF) y el PEFC es promovido por el sector privado.

La empresa MimoPack, tienen un claro compromiso con el medio ambiente y el desarrollo sostenible, conscientes de que la sociedad reclama acciones concretasa para la conservación del medio ambiente, lo que les obliga a aplicar técnicas de gestión respetuosas con el entorno. El consumidor de hoy es más consciente del grave problema de contaminación medioambiental, por lo que se está incrementando la demanda de productos sostenibles. Y con este fin, se crearon las certificaciones de gestión forestal FSC y PEFC, basadas en implantar sistemas de trazabilidad o cadena de custodia para garantizar el origen sostenible del producto, desde el origen, hasta su llegada al consumidor final.

En Mimopack se han certificado en ambos sistemas de gestión, y hemos dado un paso más en nuestro empeño de usar materiales respetuosos con el medio ambiente. De esta forma, se comprometen con la gestión forestal sostenible, con el objetivo de promover una gestión forestal responsable, beneficiosa socialmente y económicamente viable. Sus clientes pueden beneficiarse del valor añadido que los productos certificados tienen y que pueden conferir mayor ventaja competitiva en los mercados actuales, cada vez más exigentes.

Si quieres saber más sobre estas certificaciones y solicitarlas, sigue leyendo este post, porque te lo vamos a contar todo. Tu empresa y tú, ganaréis valor y ayudarás a cuidar el planeta y a crear conciencia.

¿Qué es el FSC?

El Consejo de Administración Forestal (en inglés: Forest Stewardship Council) o FSC, es una organización no gubernamental de acreditación y certificación con sede en Bonn, Alemania y su misión es «Promover el manejo ambientalmente apropiado, socialmente benéfico y económicamente viable de los bosques del mundo». Las personas u organismos interesados en el consumo sostenible de madera, de papel, y de otros derivados forestales, pueden obtener la certificación FSC de sus productos, con el objeto de demostrar un manejo sostenible de los bosques.

La FSC desarrolla estándares y políticas para el manejo sostenible de los bosques, además de acreditar entidades certificadoras para evaluar a los candidatos a la certificación forestal.

Cualquier empresa maderera u otra organización que desee certificarse con el sello FSC deben asegurar el adecuado manejo forestal y tener impreso el logo de certificación FSC; una cadena de inspectores certificados hará un seguimiento de los productos desde el bosque hasta el punto final de venta.

El Plan Estratégico Global FSC 2015-2020 aclara la identidad y el papel del FSC en el sistema forestal mundial para adaptarse a los desafíos que enfrentan los bosques y las partes interesadas del bosque del mundo. Para ello, han creado un sistema de certificación que moviliza la fuerza del mercado, para minimizar el impacto negativo de la actividad empresarial en los bosques e influir en las decisiones de compra de las personas.

El Plan Estratégico Global FSC 2015-2020 aclara la identidad y el papel del FSC en el sistema forestal mundial para garantizar que nuestra trayectoria se ajuste a los desafíos que enfrentan los bosques y las partes interesadas del bosque del mundo. En los 25 años desde nuestra fundación, hemos creado un sistema de certificación que moviliza la fuerza del mercado, ofreciendo a las personas una forma de crear un impacto positivo en los bosques y las comunidades a través de sus decisiones de compra.

La misión del FSC es promover la gestión forestal ambientalmente responsable, socialmente beneficiosa y económicamente viable en los bosques de todo el mundo, ya que:

Asegura que el aprovechamiento de productos forestales maderables y no maderables contribuye a mantener la biodiversidad, la productividad y los procesos ecológicos de los bosques.

Contribuye a que las poblaciones locales, así como la sociedad en su conjunto, disfruten de los beneficios a largo plazo de los bosques y proporciona incentivos para que las comunidades conserven los recursos forestales y se involucren en los planes de gestión.

Implica que las operaciones forestales se estructuren y se administren de modo que sean lo suficientemente rentables, y que la actividad empresarial no repercuta en los ecosistema y las comunidades afectadas.

¿Qué es el PEFC?

El PEFC es el sistema de certificación forestal más implantado en el mundo, y nace con el objetivo de PEFC de asegurar la gestión responsable de los bosques del mundo, y de que sus funciones estén protegidas para generaciones presentes y futuras.PEFC proporciona el marco para la aplicación de unas normas comunes acordadas internacionalmente, a todos sus sistemas de certificación nacional, y a los gestores forestales y empresas de transformación de productos forestales.

Los productos de origen forestal (madera, papel, corcho, setas, resinas, esencias…) certificados por PEFC garantizan el consumo sostenible y los consumidores de estos productos pueden ayudar a combatir la corta ilegal y fomentar las principales funciones que juegan los recursos forestales como, contribuir al mantenimiento de los ecosistemas y a la diversidad biológica. Servir de sustento económico de muchas poblaciones rurales, así como tener un papel social y cultural reconocido cada vez en mayor medida.

PEFC exige el cumplimiento de los ocho convenios fundamentales de la OIT, incluso en países que no los han ratificado, a saber:

N.º 29: Convenio sobre el trabajo forzoso (1930)

N.º 87: Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación (1948)

N.º 98: Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva (1949)

N.º 100: Convenio sobre igualdad de remuneración (1951)

N.º 105: Convenio sobre la abolición del trabajo forzoso (1957)

N.º 111: Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación) (1958)

N.º 138: Convenio sobre la edad mínima de admisión al empleo (1973)

N.º 182: Convenio sobre las peores formas de trabajo infantil (1999)