Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué es el baby bótox?

young-woman-gets-beauty-facial-injections-salon-1

Los jóvenes apuestan por los tratamientos a base de toxina botulínica y, sobre todo, de ácido hialurónico. Un estudio de la Sociedad Española de Medicina Estética, informa que la edad media de acceso a estos tratamientos en España ha pasado de los 35 a los 20 años en 2021.

A medida que envejecemos, la producción de colágeno disminuye, lo que puede llevar a la aparición de arrugas. Y su aparición no se puede eliminar, pero si que se puede retrasar.

Muchas jóvenes recurren al baby botox, que consiste en la inyección de toxina botulínica y no tiene como objetivo la relajación del músculo, sino la debilitación del mismo para que se minimicen las arrugas y las líneas de expresión.

«Los neuromoduladores inhiben la transmisión de acetilcolina en la placa motora para conseguir relajar el músculo y que no pueda realizar la contractura tan fuerte», dice la doctora Gracia Bañón.

Se utiliza en ojos, frente, mejillas y labios. Este tratamiento no tiene que causar dolor, si acaso una pequeña molestia totalmente soportable.

«El uso de redes sociales, la posibilidad de usar filtros y la aparición de aplicaciones que permiten cambiar las formas del rostro han contribuido a generar nuevas necesidades en pacientes jóvenes», reconoce Sergio Fernández, vicepresidente segundo de SEME.

El baby bótox consiste en la aplicación de la toxina botulínica, en puntos muy concretos, es decir, aquellos que sean susceptibles de que se formen arrugas. Se trata de un tratamiento preventivo y es idóneo para un público más joven que busca evitar que la arruga llegue a marcarse.

Aunque es un tratamiento que debe ir reaplicándose periódicamente, porque
la duración habitual del baby bótox puede llegar a prolongarse entre cuatro y seis meses.

«La diferencia entre el baby botox y otros tratamientos con toxina botulínica es que el primero se inyecta de manera concentrada y en cantidades reducidas en zonas concretas del rostro para, igual que sus equivalentes, retrasar los signos de envejecimiento facial, siempre con un resultado natural. Este es un dato importante a tener en cuenta a la hora de investigar los servicios de medicina estética según nuestras necesidades: el baby botox no elimina las arrugas como sí lo hacen los rellenos con ácido hialurónico, sino que previene su aparición», informan desde GQ España.

Además, no requiere anestesia y no deja cicatrices. Antes de someterse a este tratamiento, se debe contar con la aprobación del médico, para evitar determinadas contraindicaciones.

Después de la intervención, los pacientes no pueden tocarse el rostro ni aplicar cremas o maquillaje. Durante las cuatro primeras horas tras las inyecciones tampoco se debe realizar deporte.

El baby bótox presenta ciertos riesgos, como la aparición de hematomas, por eso es necesario una revisión médica para comprobar su estado y evolución.

La influencer Teresa Andrés Gonzalvo también ha probado este tratamiento. Ella ha compartido el antes y el después y parte del proceso en sus redes sociales.

«Ya me toca pincharme neuromoduladores para paralizar el músculo y dejar de hacer esas arruguitas en la frente. Como veis en reposo se me notan. El resultado se nota a los 15 días. No solo se reducen sino que además previene la aparición de más», ha comentado en su perfil.

Otro tratamiento idóneo para embellecer y mejorar las piezas dentales es el blanqueamiento dental con luz LED. Muchos jóvenes quieren eliminar las manchas en el esmalte y optan por este tratamiento.

Los profesionales de Espai Dental OLVE, expertos en todos los tratamientos odontológicos, explican que «con este procedimiento, tu dentición lucirá más blanca, brillante y sana. Gracias a esta técnica de estética dental, conseguimos corregir o eliminar los signos del envejecimiento o los defectos de coloración de los dientes, debidos a hábitos de higiene incorrectos o a alimentos que los tiñen».

El blanqueamiento es aconsejable que se realice bajo la supervisión del odontólogo. Los expertos explican que hay que tener cuidado con los productos que se venden en Internet, ya que no es recomendable blanquear los dientes sin la ayuda de un especialista.

Para poder llevar a cabo un blanqueamiento es muy importante que la boca se encuentre en perfecto estado de salud. Antes de realizar el blanqueamiento el dentista comprueba tu salud bucal.

Si tu boca está sana, podrás someterte al tratamiento, si no, primero tendrás que resolver esos problemas. El blanqueamiento que se realiza en la consulta, el profesional aplica el agente blanqueador y pudiendo ser activado por una fuente de luz.

El blanqueamiento dental en casa se lleva a cabo mediante moldes y férulas dentro las cuales se aplica un gel blanqueador. Es un tratamiento que se realiza bajo la supervisión del odontólogo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest