Benidorm, ciudad de vacaciones

5 octubre, 2018
Benidorm, ciudad de vacaciones

La costa levantina tiene miles de lugares mágicos donde pasar las vacaciones pero la realidad es que por mucha publicidad que hagan de Marina D´Or o Roquetes de Mar, la ciudad de vacaciones por antonomasia es y seguirá siendo Benidorm. La llaman la Nueva York del Mediterráneo y la ciudad de los rascacielos española pero es mucho más que eso porque podemos hacer muchísimas actividades que a ojo de turista simple pasan desapercibidas.

Si os animáis a visitar esta localidad os aconsejo huir de los típicos hoteles para “guiris”, ahí no os llenaréis de la verdadera esencia, yo os recomiendo alquilar una típica casita rural cerca de la costa o un apartamento para toda la familia. Puedes echar un ojo en booking, airbnb o Engel Völkers.

Actividades

En la playa puedes tomar el sol, bañarte relajadamente, jugar a las cartas, descansar o montarte la fiesta de tu vida y en Benidorm hay un sitio para cada cosa. En esta ciudad de vacaciones podrás practicar Cable Ski, kitesurf, paddle surf, etc. Si lo que quieres es disfrutar de calas y playas impresionantes puedes probar con las playas de Calpe y Altea que son de piedra y en el porpio Benidorm tienes la Cala del tío Ximo (nudista). Especialmente recomendables son las de La Vila con un notable número y diversidad.

Las tienes localizadas y en un mapa aquí: Playas cercanas a Benidorm. Algunas como La Cala Montíboli (La Caleta) son de difícil acceso y te permitirás el lujo de estar tú solo/a.

Al pasar por “La Vila” debes tomar un chocolate con churros en Valor, (Avda. País Valencià 14) uno de los mejores chocolates del mundo mundial y que se fabrica aquí.

Excursiones

Guadalest: Nadie que se precia de haber estado en Benidorm puede irse sin hacer una excursión a Guadalest. Un pueblo diminuto precioso y lleno de encanto.  Enclavado en lo alto de una una roca y con un acceso único a través de la misma y su Castillo enclavado en una de las peñas. Es la excursión que todos los turistas hacen.

Polop: otro pueblo de montaña delicioso que coge de camino y merece la pena.

Altea: otro pueblo absolutamente encantador. Muy diferente a Benidorm, pero tan complementario (por lo tranquilo) que no te lo puedes perder. Pasear por sus calles y la plaza de la Iglesia es relajante e inspirador. Hay muchos bares y restaurantes para repostar.

Sierra Helada: Está declarado Parque Natural de la Comunidad Valenciana. Esta Sierra tiene acantilados de más de 300 m de altura. Un paseo de unos 2,2 k. (5 km ida y vuelta) bien señalizado, con zonas de picnic y donde podrás ver Calpe, El Peñón de Ifach, Altea, Alfaz del Pi, Benidorm… y si es por la mañana temprano podrás encontrarte con liebres y perdices, aparte de aves marinas.

Un punto de partida: el faro de punta Bombarda (faro del Albir), bien señalizado y a su entrada un punto de información muy bueno. Puedes ir bordeando unos acantilados de vértigo hasta Benidorm subiendo desde el Albir; es una ruta muy recomendable, no olvides tu cámara de fotos.

Si deseas saber más sobre este Parque Natural que cada año visitan  más de 130.000 personas: (Wikipedia Parque Natural de Sierra Helada).

Parques de atracciones

En Benidorm hay decenas de Parques Temáticos. Hay cuatro que sobresalen:

Terra Mítica: Atracciones para marearte todo el rato (girar boca abajo a 100 km/h, loopings de 360 grados, caídas en picado…). No es recomendable ir en verano porque hace muchísimo calor pero la verdad es que si es la única opción que tienes no debes descartarlo, te lo pasarás engrande.

Mundomar: Parque de animales marinos y exóticos Personalmente no suelen gustarme los parques con anmales, los prefiero en libertad, pero en Mundomar están muy bien cuidados y es perfecto para ir con niños.

Terra Natura: es digamos el Zoológico de Benidorm y, como con Mundomar, a pesar de tener animales en cautiverio podremos verlos en semi libertad, pues no hay jaulas al uso.

Aqualandia: parque acuático de Benidorm, perfecto para conseguir un poco de adrenalina en verano y refrescarnos un poco.