Unión por el Mediterráneo

13 enero, 2017
Unión por el Mediterráneo

La Unión por el Mediterráneo o Proceso de Barcelona: Unión por el Mediterráneo es una organización intergubernamental  que agrupa a 24 países pertenecientes a la Unión Europea y otros 14 países mediterráneos, fundada en 2008 para potenciar el éxito obtenido como resultado del Proceso de Barcelona del 2005. De esta forma se pretende estimular el desarrollo económico de la zona, así como garantizar la paz y la  seguridad en la misma, siendo la sede de esta unión en la ciudad de Barcelona.

Entre los principales proyectos que apoya esta iniciativa tenemos los siguientes:

  • Empoderamiento de las mujeres
  • Creación de empleo entre los jóvenes y medidas de inclusión
  • Desarrollo sostenible

¿Por qué una Unión por el Mediterráneo?

No cabe duda de la existencia de una unión cultural entre los distintos pueblos del Mediterráneo, resultado de una convivencia histórica, por lo que es posible hablar de una cultura mediterránea, una civilización que nace en Grecia y de cuya tradición somos herederos. A este sentimiento fraternal, hay que añadirle una razón menos espiritual, más material y pragmática, que es favorecer el crecimiento económico de los países miembros, a partir de un fortalecimiento de los negocios y las inversiones, y obtener de esta forma importantes beneficios en la región mediterránea.

Barcelona, es un claro paradigma de desarrollo económico, que desde el año 2000 no ha dejado de crear empleo, estando las mejores empresas, comercios y establecimientos del país ubicadas en la ciudad condal, y existiendo a día de hoy el doble de empresas que en el citado año. Es además una ciudad en la que las mujeres son cada vez más emprendedoras, los negocios más sostenibles y una de las provincias que destina mayor presupuesto a la mejora de las condiciones laborales de la gente joven.

El proyecto de la UPM se deja ver en empresas como Evasiom Spa, un claro ejemplo de inclusión laboral, economía sostenible y fortalecimiento de la mujer. Este spa de lujo en Barcelona cuenta con las terapeutas más preparadas, conocedoras de técnicas antiguas y contemporáneas, combinadas en una gran variedad de tratamientos y rituales, basados en los principios holísticos del bienestar integral, que consiguen el equilibrio entre cuerpo y alma. Esta empresa utiliza productos de lujo, exclusivos y naturales, cuidadosamente seleccionados e inspirados en las tradicionales terapias asiáticas y en el poder de los aceites esenciales, para revitalizar y recuperar el equilibrio, así como liberar la tensión y restablecer la paz y la armonía.

Empoderamiento, inclusión y desarrollo

  • Empoderamiento de las mujeres

La UPM se propone destinar parte de su presupuesto (unos 120 millones de euros) a facilitar la inclusión de la mujer al trabajo asalariado, un proyecto ambicioso que pretende beneficiar a más de 50.000 mujeres de la unión.

  • Inclusión laboral y empleabilidad de los jóvenes

Desde la UPM se han aprobado diferentes proyectos dirigidos a la inclusión laboral y a la creación de empleo entre la gente joven, y los miles de trabajo creados en la región, en su mayoría para gente joven, son buena prueba de ello. Así mismo se han visto beneficiadas de esta iniciativa más de 1000 empresas privadas (medianas y pequeñas)

  • Desarrollo sostenible

La UPM cuenta con varios proyectos a favor de una economía sostenible entre los países miembros de la unión, entre los que destacan, la descontaminación del lago de Bizerta en Túnez, el levantamiento de la planta de desalinización de agua en Gaza, y el desarrollo urbanístico de la ciudad de Imbaba.

Además de estos proyectos, la UPM se ha reunido en varias ocasiones para tratar diferentes cuestiones diferentes relativas a temas de especial trascendencia para todos los países miembros, como serían los referentes al transporte, la energía, la cooperación industrial, la economía digital o la economía azul.

¿Qué es la economía azul?

La economía azul es un intento de reformulación de nuestro actual modo de vida, así como de la relación que tenemos con la naturaleza, una relación de explotación, perjudicial tanto para el medio ambiente, como para los países pobres, que cada día se ven más empobrecidos debido al consumo desmesurado de combustibles fósiles por parte de los países desarrollados.

No es lo que podemos extraer de la naturaleza, sino lo que podemos aprender de ella

Janine Benyus