Turismo de lujo

25 Febrero, 2014

El sector del lujo, según los últimos datos publicados en el informe del Observatorio del Mercado Premium, que corresponden al balance de 2012, facturó más de cinco mil millones de euros en nuestro país. Unas cifras que suponen un aumento del 14% con respecto al año anterior, cuando también había crecido en relación a 2010 alrededor del 25%. Unas cifras que parecen imparables y que nos hacen tener una idea de la brecha económica que se está imponiendo entre los diferentes miembros de la sociedad. Con estos números, parece fácil creer que sea más complicado encontrar llena una pensión que un hotel de lujo en Barcelona, aunque se trate de los Hoteles Mercer.

Pero hay más datos. Por ejemplo, según la ANFAC (Asociación Española de fabricantes de Automóviles y Camiones), durante enero de este año 2014 las ventas de coches de alto standing subieron un 40 por ciento en relación al anterior mes, es decir, diciembre de 2013, que fue también un buen año para el lujo, ya que este tipo de vehículos se vendieron un 57 por ciento más, a diferencia de los utilitarios que compra la gente de menor poder adquisitivo, cuyas ventas cayeron. Incluso ha subido también la matriculación de pequeñas embarcaciones de recreo, algo que obviamente no está al alcance de todos los bolsillos.

El sector turístico es uno de los que más se beneficia de este tipo de auge del lujo en nuestro país. Como es bien sabido por todos, el turismo es una de las principales fuentes de ingresos de la economía española, ya desde los tiempos de Manuel Fraga, cuando el entonces Ministro de Turismo popularizó aquel lema de “Spain is different”. Desde aquellos años predemocráticos el turismo se ha ido fortaleciendo y especializándose cada vez más, convirtiendo a España en un lugar de mucha oferta, buena y diversificada. Nuestro país ha sabido profesionalizarse en este campo de los servicios aprovechándose de todo su potencial, con cientos y cientos de kilómetros de playas, aguas claras y limpias, y un clima sin parangón que ofrece temperaturas suaves durante todo el año, especialmente en las islas y en el Mediterráneo. Para hablar de calidad, basta con pensar en todas esas playas con bandera azul que pueden verse a lo largo de la costa española.

hotel

Detalle del hotel Mercer Barcelona, uno de los lugares preferidos por los turistas de lujo

Asimismo, España está actualmente beneficiándose también de la situación de alta inestabilidad geopolítica que existe en otros países del entorno mediterráneo, como pueden ser Turquía, Egipto o Túnez. La seguridad y la tranquilidad son factores que animan también a los visitantes a decantarse por España.

Aunque la crisis está afectando fundamentalmente a los habitantes de aquí, el auge de extranjeros que vienen a nuestro país es cada vez mayor. No debemos pensar solamente en los ya conocidos ingleses, belgas o alemanes, entre otros, ahora debemos abrir nuestra mente y pensar también en nuevos ricos que vienen de países emergentes. Mientras esperamos unas cifras récord de visitantes a nuestro país, los habitantes del llamado BRIC (Brasil, Rusia, India y China) acuden a España por vacaciones y su gasto medio es mucho mayor que el de cualquier otro tipo de turistas. Esto se nota especialmente en las grandes ciudades, como en Barcelona, y en los que han crecido incluso un 15 por ciento durante estos años de crisis, con más de 300 nuevos establecimientos. Siguiendo con este ejemplo, Barcelona, la cuarta ciudad de Europa más visitada y la décima del mundo, está atrayendo a un gran número de marcas de lujo que apostando por instalar sus tiendas en la Ciudad Condal. Está claro que este tipo de empresas no abriría nuevos puntos de venta si no tuviesen clara la llegada de capital y clientes a través del turismo, ya que el consumo nacional ha descendido notablemente.

Madrid es también otra de las grandes ciudades destinatarias para los turistas de lujo. Solamente en el año 2012 el 34 por ciento de las compras que estos turistas hicieron tuvieron lugar en el exquisito barrio de Salamanca, principalmente por rusos y asiáticos. Las calles Serrano, Ortega y Gasset o Ayala están entre las más preciadas por los más adinerados. Muchos de ellos, se aprovechan del tax free para adquirir artículos de lujo en esta ciudad, la vigesimotercera más visitada a nivel mundial y la novena en Europa, con casi cinco millones de visitantes.

Los rusos, por ejemplo, se están convirtiendo en un gran filón para este tipo de turismo de alta calidad. Sus visitantes a España han aumentado alrededor de un 30 por ciento y su gasto medio es de casi de 1.500 euros por persona.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), nuestro país se encuentra en la segunda posición en Europa, con solo Francia por delante, con 57,7 millones de visitantes en 2012, y esto se debe en gran medida a ese auge del turismo de lujo que están atrayendo a los turistas procedentes de mercados emergentes.

Deja un comentario