¿Reclamaciones de consumo? ¡Lee esto!

26 Septiembre, 2016
¿Reclamaciones de consumo? ¡Lee esto!

Desde que me mudé de casa y región en septiembre del año pasado por motivos laborales, ¡todo ha sido una serie continua de problemas con mi compañía de telefonía! Si no llego a denunciar el caso asesorada y acompañada por el abogado especializado en reclamaciones de consumo del bufete Durán & Durán Abogados, creo que todo seguiría en el mismo punto. Os cuento un poquito lo que me pasó… Para empezar, cuando llamé a los técnicos de mi compañía de telefonía para informarles de mi situación me dijeron que tenía que abonarles una suma de unos 150 € aproximadamente más el IVA por motivos del traslado, dinero que según ellos me reembolsarían (estuve meses y meses esperándolo, ¡llegue incluso a pensar que poniéndole una vela a Santa Rita quizá me lo devolverían!). Con ello, como era de esperar, me cortaron la línea por no haber pagado esos malditos 150 €. Cuando eres comercial como yo, ¡pues ya me dirás el gustillo que te da! En fin, que los aboné… No obstante, a pesar de haberles pagado lo que  les debía estuve más de dos meses sin línea porque ése fue el tiempo que tardaron en reactivármela. No quiero aquí nombrar a dicha compañía por no tener más problemas,  pero francamente se lo merecería, porque la atención al cliente de esa firma es una auténtica pesadilla por no decir más y mostrarme demasiado grosera. Pues, debo especificar que efectué decenas y decenas de llamadas para recordarles la incidencia, y sí me prometían siempre solucionar en breve mi caso, ¡pero nada! Todo seguía igual. Estaba completamente perdida y ya no sabía qué hacer cuando un amigo me habló del despacho creado por el denominado “abogado ciego” que tanto le ayudó cuando él tuvo unos problemas similares pero con su compañía de seguros…

¿Qué puedo obtener gracias a una reclamación?

A veces por miedo, uno no se atreve a enfrentarse al “temible Goliat”. Sin embargo, cuando uno está correctamente asesorado y defendido, al igual que el “valeroso David”, uno puede ganar frente al terrible gigante y obtener lo merecido. Con una reclamación formulada a través de una mediación o arbitraje, puedes obtener en efecto la reparación de un daño, la devolución de tu dinero o bien la rescisión de un contrato e incluso la anulación de una deuda. Con lo cual, vale la pena intentarlo. ¿No? Personalmente, yo le llevé toda la documentación que tenía en mi poder: contrato, recibos, etc., al abogado especializado en reclamaciones de consumo del despacho de abogados Durán & Durán para que la examinara y a raíz de la información que recabara en ella actuara de manera adecuada. ¡Y así lo hizo! Mostró ser un gran y estupendo profesional. Pues, gracias a la junta de arbitraje que elaboró, en tan sólo mes y medio mi compañía de telefonía me devolvió todo el dinero que me debía. Todo ello, sin decirme ni mu ni pedirme cualquier otra explicación… De forma que no perdí el tiempo tontamente en llamadas costosas e inútiles, ¡él se había encargado de todo a la perfección! Desde entonces, yo siempre les digo a las personas que se enfrentan a problemas de consumo que hagan las reclamaciones en el lugar adecuado y dirigiéndose siempre a especialistas en la materia al igual que lo hice yo. Dirigirse al servicio de atención al cliente para reclamar algo es casi como tirar dinero a un pozo sin fin. Lo idóneo es acudir a un buen abogado para que éste examine todas las piezas que tengas y pueda tomar la mejor decisión posible al respeto. ¡Ahorrarás actuando de esa manera tiempo, energía y dinero! Te lo puedo asegurar por haber yo pasado por esa situación…