Paellas valencianas… o no

26 Abril, 2016
Paellas valencianas… o no

¿Sabéis qué es lo peor que nos puede pasar a los ciudadanos de la Comunidad Valenciana? Ir a una boda en la que una empresa madrileña sea la encargada de hacer una paella gigante para los invitados y que esté más buena de lo que imaginabas. Lo digo en serio, me hirió en mi orgullo.

El fin de semana pasado mi sobrina de 32 años contrajo matrimonio aquí en Benicarló y celebró, tanto la ceremonia civil como el banquete, en una finca familiar. Querían algo muy informal y divertido así que, aparte del aperitivo, entrantes y bebidas varias, contrataron a Paellas Con Rossini, una empresa de catering que ofrece multitud de servicios y, entre ellos, la famosa paella gigante que probamos como plato principal. Buenísima,  sabrosa, con el arroz en su punto justo, digna de un auténtico valenciano.

Así que yo, ni corto ni perezoso, me fui directo a felicitar al chef y le dije, muy seguro que mi mismo, que se notaba que eran de Valencia y… ¡zas! En toda la boda me dio cuando me dijo que la empresa era madrileña pero que se desplazaban a donde hiciera falta para ofrecer sus servicios.

Por un lado me sentí herido en mi orgullo… ¿qué un madrileño hace las paellas mejor que yo? Pero por otro lado he de recomendarlo si de verdad queréis dar de comer a multitud de invitados en cualquier evento porque son realmente buenos.

De todos modos, la paella valenciana es mundialmente conocida pero hay que señalar que paellas hay muchas.

shutterstock_212193184reducida

Tipos de Paellas

La paella valenciana es la original y más conocida. Como ingredientes principales tiene el pollo troceado, el conejo y las judías verdes (además del pimiento, el caldito rico y demás). Luego tenemos la paella marinera o de marisco. Algunos dicen que es lo mismo y otros dicen que no, yo soy de los segundos. Para mí la paella marinera lleva el caldo de pescado, trocitos de atún, calamar o sepia, pero hasta ahí. La paella de marisco, sin embargo, lleva cigalas, gambas, mejillones e incluso almejas. ¿Es o no es diferente?

La paella mixta, otro plato estrella. Como bien indica el nombre es una combinación de las anteriores. Podemos ponerle calamares, gambas, pollo, pimientos, guisantes…. Un poco de todo.

La paella negra es más típica de Galicia que de Valencia pero podríamos decir que es una variante que nació de la nuestra así que sigue siendo paella. El arroz coge un color negro debido a la tienda del pulpo o calamar y los ingredientes son los mismos que la marinera pero esa modificación afecta a la apariencia y al sabor.

Paella vegetariana. Está no tiene nada especial salvo que “los tropezones” son trozos de verduras. Ideal para vegetarianos y veganos. Lleva alcachofas, espárragos, champiñones y aceitunas.

Paella de Bogavante. Una explosión de sabor. Es una paella de marisco con medio bogavante por comensal. Este crustáceo deja un sabor muy especial al caldo y luego, degustarlo, es todo un manjar de dioses.

Paella con magro a la cerveza. Esta paella es más difícil de encontrar en restaurantes pero en las zonas costeras suelen prepararlas a petición del comensal. Se trata de echarle carne de magro de cerdo, en vez de conejo o pollo, que le da una textura totalmente distinta al resto. Parte del secreto de esta receta es también el toque de cerveza que se le añade al freír la cebolla. El alcohol se evapora a los cinco minutos pero deja ese sabor de cebada impregnado en el arroz. Un plato curioso que se sirve especialmente en verano.

¿Conocéis algún tipo más de paella? Compartidlo con nosotros.