¡No quiero agua cayendo por mi tejado!

29 Enero, 2017
¡No quiero agua cayendo por mi tejado!

Eso de confiar en un “cualquiera” (¡perdónenme la expresión!) para la rehabilitación de mi casa por ahorrar unos cuantos euros me ha pasado factura. ¡Os juro que no me volverá a ocurrir de nuevo! Pues, siempre que llueve entra el agua por mi tejado y las paredes se han llenado de humedad y de manchurrones negruzcos y marrones horribles… Si ya me lo decía mi madre, quien me repetía sin cesar que lo barato siempre salía caro. ¡Cuánta razón tenía la buena mujer! Por ello, he decidido esta vez confiar en un auténtico y reconocido profesional en la materia. Se trata de Cubiertas Estévez, una empresa madrileña que cuenta con una extensa experiencia en construcción, rehabilitación y reforma de cubiertas en la Comunidad de Madrid, y ello tanto para tejados en pésimo estado de edificios de particulares como para empresas.

Me la recomendó mi cuñado Carlos (¡y lo que dice mi cuñado va a misa!) quien se dirigió a ellos para la cubierta de su local comercial y quedó de lo más satisfecho con el trabajo realizado por estos grandes profesionales. Además, he estado indagando y comparando en Internet, y francamente creo que en lo referente a la relación calidad precio son los mejores del mercado y sector. Dicho esto, y aunque las mejores estaciones del año sean la primavera y el verano para la realización de este tipo de reformas, hemos decidido conjuntamente, sin embargo, que la obra empezaría en breve para impedir que el problema “gane terreno”. Ya tenemos el presupuesto en manos y con ganas de ver solucionado este verdadero calvario que llevamos soportando desde hace demasiado tiempo ya.

¿Qué cubierta elegir para tu casa?

Ante todo, hay que saber que toda cubierta o techo de cualquier vivienda particular o edificio público se realiza para  proteger la construcción y sobre todo a las personas de los mismos contra las inclemencias del clima como la lluvia, el viento, el frío y el calor. Un elemento a tomar en consideración a la hora de realizar el tejado es que la constitución material de las cubiertas debe estar de acuerdo y en conformidad con el medio en que se construyan. Por ejemplo, yo que vivo en la capital os puedo decir que los  materiales que se suelen utilizar para las tejas de las cubiertas son el barro, el fibro cemento, el zinc,  el plástico, las fibras sintéticas, el vidrio etc.

Por lo contrario, en las zonas rurales se suelen encontrar más bien materiales naturales como la paja, las hojas de palma, la guadua  partida en forma de canales y por supuesto la madera. Otro punto a tomar en cuenta cuando se decide proceder a la  realización de la construcción de las cubiertas, es el  sistema de amarre y el tipo de material que se utilizará para que esta última  sea lo más resistente posible. Con lo cual, se deberán utilizar materiales livianos, es decir productos y sistemas garantizados que nos aseguren que la rehabilitación será definitiva. La ligereza de éstos también es sumamente importante, así como la simplicidad de los sistemas para que permitan realizar un trabajo ágil y seguro. Para acabar, debo subrayar de nuevo que las rehabilitaciones deben mantener una estética que sea acorde con el entorno que le rodea. Ello es primordial, por ejemplo, para que se respete la imagen tradicional del edificio, como en el caso de los edificios históricos o la estética de las casas aledañas.

Mi esposa y yo, puesto que ya hemos tomado la decisión de rehabilitar nuestra cubierta, hemos decidido a la vez aprovechar el espacio que se encontraba bajo el tejado y lo vamos a transformar en un espacio habitable. Nos servirá para alojar a nuestros familiares y amigos cuando vengan de turismo o viaje de negocios a Madrid. Estos espacios, que en el pasado no servían para nada o sólo como vulgares trasteros o desvanes, pueden convertirse en la actualidad en preciosas habitaciones, modernos estudios, bibliotecas o en lo que uno desee. Por esa razón es fundamental su habitabilidad cuidando el aislamiento, la impermeabilización, la ventilación y la ligereza de los materiales empleados. Por ello, y tal y como lo he especificado al empezar este post, he decidido confiar en auténticos y reconocidos profesionales del sector como lo son los de la empresa madrileña Cubiertas Estévez, para que ya nunca más entre el agua por mi tejado cuando llueva, y para que lo barato no acabe por pasarme factura y me resulte en definitiva carísimo, tal y como lo decía mi querida madre…