La cuna del deporte moderno

27 Octubre, 2016
La cuna del deporte moderno

Todos sabemos que la cuna del deporte moderno se encuentra en el Mediterráneo, concretamente en Olimpia en Grecia, ya que en este lugar se realizó la primera competición deportiva moderna y que derivó en los Juegos Olímpicos. Desde entonces ha ido evolucionando a lo largo de los años hasta como lo conocemos actualmente.

Hoy en día el deporte es una parte fundamental de nuestras vidas, asistimos a estadios para contemplar las competiciones deportivas, podemos ver partidos de primer nivel en televisión, e incluso lo practicamos en primera persona. Además hay deportes para todos los gustos.

Aunque en muchas ocasiones el deporte no ocupa el tiempo que nos gustaría en nuestras vidas, nos apuntamos al gimnasio pero luego no acudimos. Una tónica muy habitual en muchas personas. Quizá esto se de por pereza o vagancia, pero seguro que si  nuestro gimnasio o polideportivo tuviese las últimas instalaciones de la empresa Niberma acudiríamos más a menudo o con una sonrisa. Esta empresa de Murcia es especialista en la instalación, fabricación y comercialización de pavimentos y revestimientos a nivel nacional. Disponen de una amplia gama de productos, desde diferentes resinas para suelos o suelos para parques infantiles, hasta pintura para suelos de garaje.

Asimismo, en Niberma se dedican a la venta, instalación y construcción de pistas de pádel, fútbol, tenis y atletismo, tanto para constructoras y administraciones públicas como para particulares. Como expertos y profesionales fabricantes de pistas de pádel construyen  pistas deportivas que cuentan con los certificados de calidad aptos para ser utilizadas en competiciones, colegios, centros educativos, pabellones deportivos, etc.

Conoce un poco más Olimpia

Olimpia se encontraba en la región de Grecia occidental, al pie del monte Cronio y en el lado derecho del río Alfeo.

Olimpia en realidad no era una ciudad griega, sino más bien era un recinto sagrado dedicado al dios Zeus “padre de los dioses y los hombres”.  En este lugar se construyeron todo tipo de santuarios para venerar a esta deidad con ofrendas y ceremonias religiosas.

Además, también se realizaban competiciones atléticas en honor a Zeus que posteriormente se instauraron como eventos independientes. De esta manera, nacieron las competiciones deportivas modernas.

A las competiciones deportivas que se realizaban en Olimpia los atletas acudían con el objetivo de ganar a sus rivales. Al vencedor se le colocaba una corona de laurel sobre la cabeza y era aclamado por el público, también era habitual que se construyesen estatuas en su honor.

Las excavaciones en Olimpia comenzaron en el año 1829 por una expedición francesa, pero hasta mediados del siglo XX el estadio no fue desenterrado. Es necesario señalar que la llama olímpica con la que se inauguran los Juegos Olímpicos actuales se enciende en este lugar y posteriormente se traslada a la sede a través de un recorrido por diferentes países y siendo portada por distintos atletas profesionales.