La alcachofa, un negocio de éxito en la zona del Mediterráneo

28 Febrero, 2016
La alcachofa, un negocio de éxito en la zona del Mediterráneo

Hoy quiero aprovechar para contaros mi experiencia como emprendedora, por si os puede servir a vosotros si estáis también empezando. Junto con unos amigos que están introducidos y tienen negocios en el sector turístico, concretamente en hoteles y restaurantes, nos planteamos montar una sociedad. Yo, personalmente, al ser la primera vez que sería socia de una empresa, no tenía ni idea de lo que se necesitaba administrativamente, por lo que recurrí a Duran & Duran Abogados, un bufete de abogados de prestigio con mucha y larga experiencia en el mundo empresarial, que conocía a través de una de las empresas en la que yo trabajé cuando residía en Barcelona.

Estos amigos, que viven actualmente en Benicarló, municipio de la provincia de Castellón, me propusieron crear una sociedad para dedicarnos al cultivo y comercialización de la alcachofa, que es el producto estrella de Benicarló, donde cada año se celebra la Fiesta de la alcachofa. Su marca de calidad está avalada por la denominación de origen protegida, incluso en el escudo municipal aparece esta planta que cada vez tiene más adeptos, ya que es un componente habitual de la dieta mediterránea, gracias a sus múltiples propiedades, entre las que podemos citar que posee multitud de vitaminas, tales como A y B o minerales como magnesio, sodio, potasio, hierro y antioxidantes. Asimismo, nos estimula la eliminación de líquidos y nos aporta una gran sensación de saciedad, favoreciendo la eliminación de peso. También nos ayuda a regular el estreñimiento y reduce los triglicéridos en sangre, con lo que nos ayuda a bajar los niveles del colesterol, así como el reuma, el ácido úrico y los cálculos de la vesícula biliar. De la alcachofa se aprovechan todas sus partes, ya que aparte de consumirla de forma natural, actualmente se comercializa en forma de cápsulas en las tiendas naturistas o herbolarios.

Se sabe por documentación hallada y por escritos en los que se hace referencia a ella que la alcachofa ya era consumida por los griegos y romanos, pero su comercialización a nivel industrial se inició hace medio siglo aproximadamente.

En fin, es un alimento muy apreciado por lo que cada día su consumo y su producción va en aumento, lo cual nos pareció un buen principio para crear una sociedad dedicada, como anteriormente, ya mencioné a su cultivo, envasado, distribución y comercialización.

A nosotros nos ha ido particularmente bien, y yo creo que en parte se debe a que hemos escogido algo que es propio de nuestra tierra y que podemos vender estando seguros de su calidad. De un tiempo a esta parte, suponemos que debido a la crisis, la sociedad está empezando a priorizar, a adquirir solamente cosas buenas, que duren y que sean sanas. No tendría sentido cultivar patatas por ejemplo cuando son mucho mejores las que se hacen en la comarca de la Limia, en Ourense. Y una cosa he aprendido a lo largo de todos estos años, y es que ser el mejor en algo da muchas ventajas, ser bueno entre muchos más no dejar de tenerte dentro del montón, donde nadie termina por destacar.

shutterstock_214990267reducida