Imaginación al poder

16 noviembre, 2015

cama_983713_xxl

Hola a todos. Estoy decorando mi casa en la costa. Una nueva adquisición que hemos hecho mi marido y yo. Y queríamos que la habitación de nuestro hijo, ya que es la casa de vacaciones, sea una habitación de juego, de risa, especial. Estuvimos buscando en muchas tiendas de muebles pero ninguna nos ofrecía lo que andábamos buscando para darle la sorpresa a nuestro hijo y al final lo encontramos en esta sección de camas infantiles online.

Si entráis en la web de esta tienda de muebles online, Círculo Muebles, concretamente en la sección que os he indicado, podréis ver a qué me refiero. Tienen camas que simulan un camión de bomberos, un coche de rally, camas con tobogán ¡Tienen de todo! Lo que necesitábamos para hacer esa habitación mágica de vacaciones que estamos intentando crear.

A mí me ha encantado la Cama Tobogán aunque mi marido se decanta más por el camión de bomberos y creo que va a salir ganando él porque imagino que aunque a mí me haga más gracia mi hijo será más feliz jugando a ser bombero que tirándose por un tobogán por el que ya puede tirarse en el jardín de casa.

Y es que yo creo que los niños deben cultivar su imaginación. Deben dejarla volar. En Ediciones Aljibe hay cientos de libros sobre este tema. Yo sólo he leído un par pero ya me ha quedado claro el concepto y estoy totalmente de acuerdo con él.

Para cuando sea más mayor y empiece a odiar su cama de bomberos ya pensaremos en ponerle algún tipo de escritorio con ordenador y todas esas tecnologías que tanto gustan a los chavales pero ahora mismo, con 6 años, sólo quiero que juegue y se divierta. Y más aún en verano la verdad.

A mí me encanta ver a mi hijo jugando a que es un espía secreto o un ninja, o a saber qué cosas más, porque le veo soñar, imaginar, y creo que eso es sanísimo. Supongo que si siguiera así dentro de unos años me preocuparía pero ahora no, ahora es precisamente lo que quiero que haga.

Una cosa es que sueñe ahora pero otra muy distinta es que cuando tenga 13 años siga creyendo en Papá Noel o en su capacidad para ser un superhéroe pero no debemos coartar su imaginación cuando son tan pequeños, incluso me atrevería a decir que tampoco debemos coartársela cuando son más mayores, simplemente debemos hacerles entender, desde niños, lo que está bien y lo que está mal, y poco a poco también debemos enseñarles a diferenciar lo que es real de lo que no pero diciéndoles que pueden seguir soñando tantas veces que quieran. A lo mejor nos sale un novelista con una imaginación desbordante o vete tú a saber….

Deja un comentario