Fabricantes de ventanas de PVC y aluminio

12 marzo, 2014

Es durante el invierno, y más concretamente en momentos como estos en los que el frío arrecia cuando nos planteamos que deberíamos mejorar el aislamiento de nuestra casa para reducir la factura eléctrica hasta un 30%. Es en ese momento cuando decidimos empezar a investigar las formas más eficaces y económicas de mejorar el aislamiento término de nuestra vivienda y, también durante esa investigación descubrimos que cambiar las ventanas es una de las mejores decisiones que podemos tomar.

La decisión de cambiar las ventanas de nuestro hogar es sólo el principio, a partir de ahí, vendrán otra serie de decisiones no menos importantes que analizaremos a continuación:

  • Material del que estarán hechas las ventanas: es necesario decidir si queremos ventanas de madera, de aluminio o ventanas de PVC. La madera es un buen aislante térmico pero necesita muchos cuidados, el aluminio, aunque incluya rotura de puente térmico, no iguala el aislamiento que proporciona el PVC.
  • Diseño de las ventanas: Las posibilidades son muy amplias, puedes decidirte por ventanas correderas, oscilobatiente, plegables, claraboyas,… todo depende del espacio de tu pasa y de las necesidades personales (si  tienes mascotas o niños, etcétera).
  • Vidrio: La cámara de aire entre los vidrios de la ventana es muy importante, cuanto mayor sea la cámara mayor será el aislamiento.
  • Color de las ventanas: Como es lógico el color de la ventana no influirá en el aislamiento pero sí en la decoración de la casa. Puedes elegir colores neutros, llamativos, lisos o imitando otros materiales.
  • Extras: Aquí debes ver los complementos que puedes añadir a tus ventanas, como las mosquiteras o las persianas. Ten en cuenta que una persiana sí influye a la hora de aislar la casa, sobre todo si está rellena de aislante.

Estos son aspectos fundamentales a la hora de elegir tus ventanas, una vez que tienes una idea aproximada de lo que quieres, busca fabricantes de ventanas y pídeles asesoramiento y presupuesto. No olvides pedir varios presupuestos, que sean lo más detallados posible, para poder comparar y tomar la mejor decisión. El presupuesto más caro no tiene por qué implicar necesariamente la mejor calidad, ni viceversa.

Es muy importante que las empresas te digan qué incluye el presupuesto, se trata sólo de la construcción de la ventana; incluye el transporte; la instalación la realizan ellos y está incluida, tienen a alguien que trabaja con ellos y las instala pero no está incluido en el precio o tienes que encontrar tú a alguien que las instale. Estos aspectos son fundamentales porque harán que tu presupuesto deba aumentarse para cubrir estos gastos que el fabricante no incluya en el precio.

Teniendo en cuenta estas cuestiones podrás mejorar tu casa, su aislamiento, su aspecto y la factura eléctrica de forma considerable.

 

 

 

Deja un comentario