Deja la administración de tu comunidad en buenas manos

17 agosto, 2015

La administración de comunidades y fincas tiene bastantes más problemas de los que pueda parecer a priori. Tantos que a menudo la mejor opción es dejar la tarea en manos de profesionales para ganar tiempo libre y evitar quebraderos de cabeza. Los despachos profesionales de administración de fincas y terrenos, como la maña Admiquality, son expertos en la gestión de conflictos, contingencias y rutinas que se pueden dar en la cotidianeidad de este tipo de propiedades.

Liderada por Andrés Martínez Cortés, abogado y administrador de fincas colegiado, la empresa cuenta con una experiencia superior al cuarto de siglo en la administración de fincas, a la que se dedica en exclusiva. El equipo de este bufete cuenta con profesionales experimentados en las diversas cuestiones y especialidades que pueden surgir de la tarea diaria de la administración y gestión de terrenos. De esta forma, este bufete es completamente capaz de gestionar todo tipo de comunidades, urbanizaciones y entidades.

La rutina en torno a la administración de fincas presenta numerosas eventualidades, véanse la constitución de la comunidad y obtención del NIF, con su correspondiente legalización y creación del libro de actas; el buen funcionamiento del edificio, las instalaciones y sus zonas comunes, el principal conflicto que se suele dar en todas las comunidades; los avisos y solución de averías, otro problema “estrella”; el control de los recibos comunitarios y la convocatoria de reuniones de vecinos para su efectividad total; la redacción de circulares y avisos; la presentación de planes de ahorro económico, energético o de todo tipo, etc. Todos estos problemas son el grueso del trabajo de empresas como Admiquality, cuyo principal servicio es la delegación de tareas farragosas que los miembros de la comunidad no pueden realizar puesto que, además de esto, tienen que mantener sus puestos de trabajo.

Por lo tanto, las administradoras de fincas venden seguridad. La confianza de saber que tu comunidad está en buenas manos, que el equipo de abogados y especialistas velan por el mejor de los destinos para ella y que las posibles incidencias serán tratadas con el mimo y la delicadeza que merezcan en cada caso, para que la solución adoptada sea la mejor y más meditada de las posibles.

Una de las principales bazas que juegan este tipo de empresas es el de la atención personalizada y transparente, ya sea en la propia comunidad o en la oficina de la empresa. Y el principal objetivo tiene que ser la rapidez y fluidez con la que se solucionan los problemas surgidos. Nadie quiere delegar en alguien que tarde más que él en solucionar los problemas. Por eso, este tipo de empresas, en este caso ponemos el ejemplo de Admiquality, suelen disponer, a necesidad del cliente, de un servicio de atención total que se mantiene abierto las 24 horas del día en forma de despacho virtual.

Las tres palabras con las que se define la propia empresa son claves en el proceso de gestión: transparencia, rapidez y atención personal. Si estas tres premisas se cumplen, el cliente se encontrará cómodo con el trabajo del personal de gestión y no dudará en acudir a ellos cuando surja cualquier eventualidad, por pequeña que esta sea. Ese es el éxito de este tipo de empresas: ganarse la confianza del cliente para mejorar el ambiente de trabajo y la relación de calidad que ofrecerá en sus actuaciones.

Si estrenas comunidad o si tus vecinos empiezan a estar cansados de este tipo de situaciones y del tiempo que les arrebata la administración de su bloque o urbanización, una empresa como Admiquality puede ser la alternativa que estás buscando. No lo dudes, pero si terminas delegando, hazlo siempre en las manos más cuidadosas y profesionales.

Deja un comentario