Concentraciones moteras en Benicarló

24 Diciembre, 2014

Concentraciones moteras en Benicarló
Aunque Benicarló es conocida por su turismo, sus playas, su gastronomía y su buena gente, hay otro apartado que no es tan reconocido pero que cada día cuenta con más adeptos y sobre todo con mejores convocatorias. Me refiero al mundo del motor. Soy un loco de los coches y de las motos, y afortunadamente como yo, muchos levantinos que cada vez tenemos más actividades en nuestra zona.

Una de las de mayor tradición es la que se celebra en Fallas. Este año estuvo los días 1, 15 y 16 de marzo, y organizada por Maestrat MotorClub, tuvo lugar en Peñíscola (Castellón). Su precio fue de 15 euros, pero incluyó una concentración en zona de acampada, en la que el precio tenía una cerveza de bienvenida, muy rica por cierto, el ticket de desayuno para sábado y domingo, aperitivo del domingo, bolsa regalo con pin y camiseta. Además de rutas turísticas, juegos, sorteo de regalos y más. También había alojamiento en habitaciones dobles en un hotel de cuatro estrellas por 95 euros, con cena del viernes, comida y cena del sábado, desayuno del domingo y parking para motos incluidos.

Está claro que aún no llega al nivel de la que se celebra en Valladolid, los famosos Pingüinos, que por cierto, este año no se hará, por lo tanto, creo que esta temporada nos podemos poner en nuestra zona como una de las mejores.

Con menos tradición, pero cada año creciendo más es la concentración de Tuning Fallas Benicarlo. Tuvo lugar en la Zona Auditorio y siempre la recuerdo con cariño. Y eso que no guardo un buen recuerdo porque tuve algún que otro problemilla con mi coche. En concreto se me rompió un embrague, por suerte, que mejor sitio para tener estos percances que en una concentración, por lo tanto un amigo me echó una mano y me lo remplazó sin problema por un sistema de valeo embragues. Aprovechando la ocasión también me colocó un volante luk. Así que por lo tanto no me salió mal la jugada.

No recuerdo muy bien el programa oficial de aquellos días, pero sí recuerdo que llegamos a Benicarlo para comer el sábado sobre las 3, posteriormente nos inscribimos y nos dieron la cervecita de bienvenida. Durante la tarde dimos un paseo viendo las Fallas. Por cierto, una pasada, y por la noche ya con toda la gente de la concentración nos fuimos a un restaurante a cenar. Del resto…o no me acuerdo o no me quiero acordar.

Al día siguiente, una vez descansados en el hotel, partimos de nuevo a casa. Yo eran pocos kilómetros, pero algún amigo mío si tuvo que hacer una distancia larga, por suerte, siempre los hace con luk embragues y la espera es más tranquila.

Sirva este artículo como ejemplo de que en la zona de Levante también se apuesta por los aficionados a los que nos gustan los coches y las motos. Ojalá sirva de ejemplo y se sigan realizando muchas más, porque allí me tendrán seguro.

Deja un comentario